Una fortaleza poderosa es nuestro dios

Los reformadores no solo protestaron; ellos cantaron. La Reforma Protestante, que comenzó en serio hace 500 años esta semana, no solo dio origen a la predicación y la escritura, sino que inspiró la música y la canción desatada.

Que Dios nos declara rebeldes completamente justos sobre la base única de su Hijo, solo por la fe, esas noticias son demasiado buenas para no cantar. Y que nuestro Creador y Redentor mismo ha hablado en nuestro mundo y ha preservado su discurso para nosotros en un Libro, para ser iluminado por su propio Espíritu; esas noticias son demasiado buenas para no crearlas en verso. Quizás la mayor evidencia de que la Reforma liberó verdadera alegría al liberar a los cautivos de la esclavitud de la religión hecha por el hombre es que su teología hizo un matrimonio tan bueno con la música. La Reforma cantó.

Himno de batalla de la reforma

Liderando el camino no solo en palabras, sino en canciones, estaba Martin Luther. Escribió casi cuarenta himnos, muchos de los cuales compuso no solo las palabras sino incluso la música. Su más famoso, por supuesto, "Una fortaleza poderosa", a menudo se llama "El himno de batalla de la Reforma". La canción encarna con fuerza y ​​gusto el espíritu de la Reforma, liberándose de la flacidez y la pobreza de la teología medieval con rica confianza de Dios

El himno se inspira principalmente en los dos primeros versículos del Salmo 46, junto con el estribillo de los versículos 7 y 11.

Dios es nuestro refugio y fortaleza,

Una ayuda muy presente en problemas.

Por lo tanto no temeremos. . . (Salmo 46: 1–2)

El Señor de los ejércitos está con nosotros.

El Dios de Jacob es nuestra fortaleza. (Salmo 46: 7, 11)

El Salmo 46 se abre con Dios como "refugio y fortaleza", y el himno de batalla se abre con Dios como "poderosa fortaleza", literalmente, un castillo fuerte o inquebrantable. La línea tres es "ayuda en problemas"; la estrofa tres es "no temeremos".

Pero ahí es donde terminan los paralelos. En lugar de una mera expresión himnódica del salmo, es mejor llamarlo un himno cristiano inspirado en él. Lo que es genérico en el Salmo 46, Lutero lo hace específico y cristiano. Él nombra al agente personal detrás del problema: "nuestro antiguo enemigo", el diablo. Él pone un rostro humano y una persona al rescate: "Cristo Jesús, él es él". Y el himno llega a su punto máximo con los picos gloriosos del Himalaya de Romanos 8.

¿Cómo conseguimos el inglés?

Quizás en este momento, o en algún momento del pasado, te has preguntado acerca de la versión en inglés que cantamos hoy. Hola, ¿Luther no hablaba alemán? ¿Quién trajo este poderoso himno al inglés y qué tan fiel es al original de Lutero?

“Los reformadores no solo predicaron y escribieron. Hicieron música y soltaron canciones ”. Twitter Tweet Facebook Compartir en Facebook

El himno llegó al inglés tan pronto como diez años después de que Lutero lo compuso, pero la versión que la mayoría de nosotros cantamos hoy fue traducida por Frederick Hedge más de 300 años después, en 1853. De ninguna manera es una traducción literal del original, comprensiblemente tomando ciertas licencias por el bien de metro y rima. Agregue a eso el hecho de que Hedge era un ministro unitario, lo que significa que creía en la unidad de Dios, pero no en la trinidad. En otras palabras, no era trinitario. Creía que Jesús era completamente humano pero no Dios, inspirado por Dios pero no por su Hijo divino eterno.

Para darle a Hedge lo que merece, su versión en inglés encarna bien el estado de ánimo y los temas principales del original de Luther. La “fortaleza poderosa”, sin duda, imágenes menos familiares para nosotros, captura el Salmo 46 mejor de lo que se nos ocurre hoy cuando pensamos en un “castillo”. Lo que se ve en el salmo es la primera fortaleza, no la belleza. Piensa en Helm's Deep, no en Disneyland. Y podemos agradecer a Hedge por su poderosa cuarteta, aludiendo con Lutero a Lucas 21: 16-18, al final:

Deje ir bienes y afines

Esta vida mortal también

El cuerpo que pueden matar

La verdad de Dios aún permanece

Lo que perdió el unitario

Sin embargo, no debería sorprendernos demasiado que un traductor unitario pueda perderse algunas cosas, tanto pequeñas como grandes, algunas intencionalmente y otras inevitablemente, dada la naturaleza de la traducción de letras en lugar de la prosa. Para ayudarlo a disfrutar mejor el poder del original de Luther, notemos siete variantes, gracias a una traducción "literalmente literal" de John Piper, revisada por el pastor alemán Matthias Lohmann. (La traducción completa se publica a continuación).

1. Ofensa, no solo defensa

La segunda línea de Hedge dice que Dios es "un baluarte que nunca falla". Lo que extrañamos del original es que Dios, nuestra Poderosa Fortaleza, no solo es defensiva sino también ofensiva, literalmente, "una buena defensa y arma". Él no solo protege sino que también protege nos lleva hacia la victoria.

2. Ayuda de cada miseria

Al elaborar sus líneas poéticas, Hedge dice que Dios es nuestro ayudante "en medio del diluvio de enfermedades mortales ". El original de Luther es más radical: "nos ayuda a liberarnos de toda miseria ". Este es el tema principal que vemos surgir: Luther es más fuerte .

3. Las maravillosas declaraciones extremas de Lutero

"Tan fuerte como 'A Mighty Fortress' es en nuestro inglés, es aún más fuerte en su forma original y sin diluir". Twitter Tweet Facebook Compartir en Facebook

Hablando de todo, la traducción de Hedge suaviza constantemente las declaraciones extremas de Luther. Lo que significa que tan fuerte como “A Mighty Fortress” está en nuestro inglés, es aún más fuerte en su forma original. Nuestro Dios, nuestra Poderosa Fortaleza, no solo nos libera de " toda miseria", sino que "Con nuestro poder no se logra nada / Estamos muy pronto perdidos" (compárese con "Confiamos en nuestra propia fuerza / Nuestro esfuerzo estaría perdiendo "). Así también, Satanás "no nos hace nada " es un reclamo más contundente que simplemente "su ira que podemos soportar". Y está relacionado con nuestros "bienes y parentesco" (literalmente, "bienes, honor, hijos y esposa"), Lutero afirma: "No tendrán ganancias ", lo que Hedge deja por completo y llena el vacío con "La verdad de Dios aún permanece".

¿Qué se pierde en Hedge suavizando los bordes de Luther? Los extremos de Lutero capturan mejor no solo la extrema plenitud y poder de Dios, sino también nuestro vacío e impotencia extremos.

4. Dios obra todo de acuerdo al plan

Dijimos anteriormente que el himno culmina con Romanos 8. No solo Satanás fracasa por completo en sus esfuerzos contra nosotros (Romanos 8:31), sino que en la estrofa final, Lutero alude a Romanos 8:28, con Efesios 1:11: " [Cristo] está con nosotros de acuerdo con el plan ”. Hedge nuevamente dice menos (“ A través de aquel que con nosotros está del lado ”), optando solo por capturar“ con nosotros ”pero no la soberanía divina de“ según el plan ”.

5. El mundo podría ser mucho peor

El "aunque" de Hedge al comienzo de la estrofa tres introduce una sutil diferencia que vale la pena notar. " Aunque este mundo lleno de demonios" concede una magnitud al mal actualmente en el trabajo en nuestro mundo que Lutero no hizo. No creía que el mundo estuviera lleno de demonios. Demonios suficientes, seguro, pero no un mundo lleno de ellos. Lutero dice "incluso si". Él plantea una hipótesis para defender la fe confiada en Dios ahora. " Incluso si el mundo estuviera lleno de demonios", y no está lleno de demonios, sino solo uno, pero incluso si este fuera el caso, "No temeríamos tanto / Tendremos éxito".

Lutero tiene como objetivo vencer el miedo y alimentar la fe en el presente al afirmar que incluso si nuestra situación fuera mucho peor, aún estaríamos completamente seguros en Cristo. ¡Cuánto más deberíamos descansar ahora seguros en su inquebrantable soberanía!

6. Ningún otro Dios que Jesús

Lo más significativo es que el Unitario descarta la referencia de Lutero a Jesús como Dios. Hedge inserta "de edad en edad igual" en lugar de "no hay otro Dios". Esta es la más grande de las declaraciones extremas de Lutero que no hace el corte de Hedge, y esta es la mayor supervisión o alteración. ¿No sería justo asumir una alteración ya que Hedge era unitario?

Es gloriosamente cierto que Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13: 8), pero eso no es lo que Lutero tenía en su original. Más bien, parece haber hecho que el Unitario se retorciera, y él trató de rescatar este himno de lo que él creía que era un error trinitario.

7. Su reino es para nosotros

"Los extremos de Lutero capturan mejor el gran poder de Dios y nuestra gran impotencia". Twitter Tweet Facebook Compartir en Facebook

Finalmente, la última línea de Hedge ("Su reino es para siempre") pierde la de Lutero "para nosotros" (literalmente, "El reino debe permanecer para nosotros"). Es una pequeña pérdida, sí, pero dulce e importante. Este es el gran para nosotros que la Reforma recapturó tan maravillosamente. En Cristo, no solo vislumbramos el espectacular reino de Dios, sino que somos invitados. Nos convertimos en parte del reinado desde adentro (incluso, de alguna manera real, reinando con él, 2 Timoteo 2:12; Apocalipsis 20 : 6) - en un reino que no solo permanece para siempre sino que es para nosotros, para nuestro bien eterno y gozo eterno.

Entonces, este fin de semana, y en el futuro, mientras disfrutamos de la admirable traducción de Hedge, por la cual deberíamos estar agradecidos, podemos estar seguros de que el original de Luther es aún más fuerte y aún mejor. Y el Salmo 46 y Romanos 8 son aún mejores, y aún más fuertes, que lo que Lutero podría capturar en verso. El Dios sobre el que cantamos siempre será más fuerte y mejor de lo que incluso nuestras mejores canciones pueden decir.


Una fortaleza poderosa es nuestro dios

Una traducción "literalmente de madera"

por John Piper, con Matthias Lohmann

Un castillo fuerte es nuestro Dios,

Una buena defensa y arma.

Nos ayuda a liberarnos de toda miseria.

Eso ahora nos ha afectado.

El viejo enemigo malvado

Ahora es sincero con sus intenciones.

Gran poder y mucho engaño

Es su cruel armadura.

En la tierra no es su semejanza.

Con nuestro poder no se logra nada.

Estamos muy pronto perdidos.

El hombre correcto lucha por nosotros

A quien Dios mismo ha elegido.

¿Preguntas quién es?

Se llama Jesucristo

El señor de los ejércitos,

Y no hay otro Dios.

El campo de batalla que debe sostener.

Incluso si el mundo estuviera lleno de demonios

Y querría tragarnos,

Por lo tanto, no temeríamos tanto.

Sin embargo, tendremos éxito.

El príncipe de este mundo

Cuán amargamente podría pretender ser,

Sin embargo no nos hará nada

Porque es juzgado.

Una pequeña palabra puede caerle.

Esa palabra dejarán en pie

Y no tendré gracias por ello.

Él está con nosotros de acuerdo al plan.

Con su espíritu y dones.

Si se llevan el cuerpo,

Bienes, honor, hijo y esposa,

Deja que se vayan.

No tendrán ganancias.

El reino debe permanecer para nosotros.

Recomendado

La adoración del domingo comienza el sábado
2019
De médico a mamá que se queda en casa
2019
Dios nunca, nunca romperá su promesa
2019